POST-AFROBEAT (1ª parte)

El día en que Guerrera Celta trajo a casa aquel disco de Fela Kuti mi vida cambió. Puede que suene a tópico, sin embargo la fuerza desprendida por esas amplias secciones de vientos acompañadas del batería más multipicable de la historia ( Fela siempre dijo que Tony Allen era más rentable y eficiente que contratar a tres baterías en tu banda ), la repetición de un mismo loop de guitarra durante diez o quince minutos. Loop tan sólo adornado por esos canto/rapeos tribales que Fela y sus coristas utilizan para llevarte a una especie de estado de trance. En definitiva conseguir que la unión de lo más puro del jazz y el funk con la música Yoruba e Igbo del sur de Nigeria creasen una de las fuentes de sonido más innovadoras y avanzadas de la música del siglo XX fué uno de los momentos más influyentes en mi vida.

Muchos fueron los artistas que se acercaron a la figura de Fela para conocer su música, aprender de su cultura e incluso para tocar con él, los más conocidos colaboradores sin duda fueron Ginger Baker y el gran soulman Roy Ayers, también los conciertos mano a mano con Jethro Tull han quedado para la posteridad cómo uno de los momentos más memorables para la historia de la música contemporánea.
Sin embargo Fela no tocaba con cualquiera que se le acercase por muy famoso o adinerado que fuese, ejemplos de ello son que se negase a firmar con la mítica Motown (posiblemente el sello de música negra más conocido de la historia) porque se le pedía que recortase la duración de sus temas (algunos de más de diez minutos). Él, después de consultar con un hechizero de su pueblo decidió no firmar. YORUBA STYLE!!
Tambié fué muy sonado su enfrentamiento dialéctico con John Lennon, que los señaló varias veces cómo la mejor banda del mundo en directo, y que viajó hasta la casa de Fela en Lagos, la mítica “KALAKUTA REPUBLIC” para no sé sabe bien qué oferta. Lo que sí se sabe es que esta oferta no fué nada del agrado de Fela ya que lo echó a gritos de su fortín al grito de: “ya te conozco ladrón colonizador!!!, Lárgate de nuestra república!!!”
Algo haría…

Pues después de más de 40 años del nacimiento del afrobeat propiamente dicho, puesto que el highlife es anterior y predecesor, pero no es afrobeat cómo muchos lo han llevado a confusión, y de 14 de la muerte de Fela Kuti (el gran padre del movimiento), el afrobeat sigue siendo una fuente de inspiración para multitud de artistas y no-músicos contemporáneos, traspasando barreras y ayudando a crear nuevos conceptos musicales dónde las definiciones son cada vez menos importantes y nada lógicas.

Uno de los que ha demostrado últimamente que el afrobeat era una de sus pasiones ocultas es FaltyDL, que se ha soltado y nos brinda este poderoso sampler de los Africa 70 para crear una obra maestra de POST-DUBSTEP, o algo por ahí…

Menos original, pero sí con muchísima clase y buen hacer los chicos de IKEBE SHAKEDOWN han sacado recientemente un 7″ con una pieza destinada a partir cualquier club de música negra que se preste.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s