CUANTA IGNORANCIA HAY EN LA HISTORIA ( POR XABI LOMBARDERO)

Lima, 2 de Agosto de 2012

Al pasear por el mundo e intentar conocer un poco su diversidad y complejidad, cada vez siento más necesaria la urgencia de re-escribir la Historia. Esa Historia que han escrito los vencedores, esa Historia que llaman universal, esa Historia que aparece en los manuales y enciclopedias, esa Historia que nos enseñan en las escuelas y universidades de la educación formal, esa Historia que moldea una realidad a medias en función de los intereses occidentales, esa Historia escrita por el hombre blanco, esa Historia cargada de etnocentrismo y superioridad, esa Historia que se refleja en el actual presente de desigualdad y sinrazón materialista.

En definitiva, esa Historia excluyente, patriarcal y racista, injusta e incompleta. La misma Historia que habla de las culturas originarias como algo anecdótico y folclórico, aquella que sólo se escribe a partir del contacto con los blancos y que se limita a describir el mundo desde una perspectiva euro-cristiana. Donde no hay espacio para la historia africana, la del continente negro, el primero poblado, el más olvidado y explotado. Donde sólo se vislumbra algo de la fértil historia asiática y donde la historia de latinoamérica empieza en los incas al sur y los aztecas al norte. Donde la cultura maya, que aun sigue resistiendo tras más de 500 años, es reducida a simples predicciones astrológicas y tergiversada, en la actualidad, hacia futuros cinematográficos apocalípticos que pervierten el significado del baktoom (cambio de era). La misma Historia que menosprecia al mundo árabe, al que trata de criminalizar continuamente y al que simplifica de manera cruel e intencionada.

Centrándome en el caso latinoamericano, durante este recorrido superficial que estoy disfrutando desde hace algunos meses, he descubierto que en estas tierras, antes de la llegada de los Cortés y los Pizarros, antes del saqueo del mundo azteca e inca, existieron civilizaciones anteriores a éstas, como puedan ser los Mochicas, los Chimús y los Pocras en zona andina o como pueda ser la Teotihuacana en lo que ahora se conoce como México. Culturas que no aparecen en los libros de Historia, que no se estudian en las escuelas y que en sus propios países, en la actualidad, siguen siendo auténticas desconocidas (excepto para ciertas minorías). Pues sólo importa narrar la historia a partir del contacto con la civilización que todo lo domina desde hace más de 2 milenios y que aquí llegó hace más de 500 años, de la mano de unos pestilentes saqueadores, armados con pólvora y, lo que es peor, con una maldita biblia.

Nada se sabe, nada se cuenta, nada se explica sobre las visitas realizadas anteriormente por las poblaciones polinesias (maorís) en la costa pacífica o por los vikingos en la atlántica. Colón descubrió América, Cortés y Pizarro la exploraron y evangelizaron, con ello tenemos que comulgar, cual ruedas de molino, pues se trata de ciencia, de Historia con mayúscula.

Xavi Lombardero

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s